Sea un
Experto en Espirometría

MUSCULO LISO

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Cuando el músculo se contrae, el diámetro de la vía respiratoria decrece y la mucosa bronquial es desplazada hacia el centro. Como la mucosa es incomprensible, el grosos de la pared aumenta. Así la resistencia al flujo aumenta por dos vías: un menor diámetro y una mucosa de la vía respiratoria ocupando la luz de la vía respiratoria. Durante la broncodilatación acontence lo contrario.

Los músculos lisos pueden contraerse isometricamente, isotonicamente, o de manera intermedia entre estos dos extremos, en vivo. El músculo de la vía respiratoria no se contrae isometricamente, porque la vía respiratoria no es rígida. Es probable que el músculo liso de la vía respiratoria se contraiga semi-isotonicamente, haciéndose más corto hasta que se limita por fuerzas opuestas, p. ej. elastancia de la pared de la vía respiratoria y la fuerza de retracción elástica del pulmón. La fuerza desarrollada por los músculos lisos de la vía respiratoria cuando son estimulados depende de su longitud inicial. Esta relación se describe por las características de fuerza-longitud del músculo. La fuerza desarrollada es mínima cuando el músculo está cerca de su longitud mínima o máxima, y es máxima entre estas longitudes (longitud óptima). El músculo liso puede volver a su longitud inicial cuando se relaja. Se asume generalmente que en asma o EPOC las sustancias exógenas y endógenas dan origen a la estimulación de músculo liso. Por lo tanto, en estas enfermedades la estimulación básica de músculo liso estará generalmente en un nivel más alto en comparación con sujetos sanos, y se puede alcanzar una relajación potencialmente mayor.

Hipertrofia de músculo liso y engrosamiento pronunciado de la membrana basal en una mujer, fallecida por asmática
Hay hipertrofia considerable de músculo liso. Observe también el engrosamiento pronunciado de la membrana basal en esta mujer, quien murió por su condición de asmática.

 

La inflamación crónica de vía respiratoria en asma y EPOC puede ir compañada no sólo por el tono aumentado de músculo, sino también por hipertrofia e hiperplasia del músculo liso. La masa total de músculo liso relativo al calibre de vía respiratoria es entonces más grande que en la vía respiratoria normal.

Arriba | | | ©Philip H. Quanjer